Mecina Fondales. Hotel Rural de Las Alpujarras de Granada

El Tíbet en La Alpujarra

El Centro de Retiros “O-Sel-Ling”, en lo alto de las laderas de la Atalaya, existe desde 1981. Poco tiempo después de estar concluido, uno de los lamas involucrados en el proyecto, el Lama Yeshe, sugirió que dado el elevado emplazamiento, que de alguna forma recordaba a las montañas del Tíbet, sería un centro de retiros ideal y así fue consecuentemente. Después de una visita del Dalai Lama, fue nombrado “O-Sel-Ling” que significa “Lugar de Luz Clara”. Es de particular interés que viviendo los fundadores en Bubión, uno de sus hijos fue llamado como el Centro. Cuando el Lama Yeshe murió, Osel ( nacido en febrero de 1985) que tenía 14 meses, fue proclamado para ser su reencarnación y a la edad de tres años fue ordenado como monje novicio. En la actualidad él está en India continuando sus estudios.

El Centro consiste en un grupo esparcido de pequeñas construcciones de piedra para viviendas conocidas como “cuevas”, una tradicional Estupa, un templo (La Gompa), una biblioteca y una magnífica Rueda de Oraciones. Aunque los horarios de visitas están restringidos (entre las 15 y la 18 horas) los senderistas tienen el acceso permitido dentro de ese horario. Al ser el terreno de propiedad privada, es apropiado, en el caso de encontrar a alguien, pedir permiso.

El punto más alto (La Gompa) está a 1550 metros y por eso el paseo requiere bastante tiempo de subida. Son recomendables unas botas y llevar bastante agua.

El camino empieza en la parte baja de Bubión donde está la pequeña cruz junto a la esquina del polideportivo (el camino marcado como ruta azul, hay que seguirlo hasta el Cortijo de Haza Polvo y como el espacio es limitado no se proporciona una descripción detallada). Después de cruzar el Puente del Molino y continuando el camino hacia arriba de la vaguada, hay que girar a la izquierda en el puente pequeño, río abajo. El camino se abre paso y sube, a veces inclinado y pedregoso pero accesible. Después de cruzar tres barrancos continúa a través del bosque. Cuando se sale de este a la pradera, el Cortijo de Haza Polvo será visto delante. Ignorando el indicador se gira a la derecha pasando por delante del Cortijo, para después girar a la izquierda al final del edificio y torcer a la derecha a lo largo del viejo carril. Donde éste tuerce a la derecha y hace un giro ancho alrededor de un viejo cortijo se puede mantener el camino o atajar la curva y retomar la pista más arriba, encima del cortijo. Una subida fuerte de este camino sinuoso nos llevará a una pista, donde giraremos a la izquierda a lo largo de ésta.

En aproximadamente 8-10 minutos se llega a un cruce de cinco caminos con un cortijo a la izquierda. Se sigue hacia delante, sin tener en cuenta el desvío a la izquierda, hacia los cortijos. Continuamos hacía arriba hasta la unión con una pista más alta. Una cerca cubierta para cabras queda a la izquierda y un poco después de ésta, una pista tuerce abajo a la izquierda.

Pasamos una era medio ruinosa a la izquierda y continuamos hasta la señal de Sierra Nevada para después tomar la pista para vehículos (señalizada) hasta O-Sel-Ling. Desde la entrada, el primer punto de interés es la nueva Rueda de Oraciones con su cúpula de cobre brillante. Está llamada a ser la más grande del mundo y contendrá más de 21 billones de mantras en microchip. Por encima de ésta, magníficamente situada en un circulo de piedras adornado con banderas de oraciones de colores, está la Estupa (un sendero lleva hasta allí). Si se desea continuar hacia arriba hasta la Gompa un atajo lleva desde la Estupa y se une a la pista. Se puede echar un vistazo a la Gompa siguiendo el camino hacia arriba (un edificio de cúpula blanca anidado debajo de las peñas protectoras). La cueva situada justo después (usada solamente en verano) es un soberbio mirador.

Desde la Gompa se retoma el camino hacia abajo, que gira a la izquierda justo después de las duchas, a lo largo del camino delante de los servicios, que desciende a través de las rocas hacia el edificio principal, el viejo Cortijo de la Atalaya. Al alcanzar ésta se gira a la izquierda siguiendo el camino de vuelta a la entrada principal, aunque se puede antes echar un vistazo a la era grande, que ahora es un espacio multifuncional para la comunidad al aire libre.

Desde la entrada, se retoma el camino hacia la pista con los postes metálicos, o se pueden intentar dos atajos, pero con mucho cuidado, ya que no son senderos bastante claros.

El primero comienza en la entrada, donde está el panel informativo. Siguiéndolo hasta la torre de alta tensión, se cruza la hondonada a pocos metros debajo de ésta y se sigue las líneas de alta tensión durante una corta distancia y después se desciende a la era que puede ser vista a la derecha. Continuando cuesta abajo, torcemos a la izquierda cuando encontramos un camino de cabras que cruza y se llega a una pendiente muy inclinada. Giramos a la derecha evitándola descendiendo a la izquierda de los árboles, buscando una brecha que nos conduce a una curva a mano derecha en la pista.

El segundo atajo comienza a pocos metros después, a la izquierda de la pista.

Alcanzada la pista indicada anteriormente, se sigue hacia abajo, ignorando la primera pista que viene de la derecha (de los viñedos) y una segunda aproximadamente diez minutos más tarde. Cuando Pampaneira aparece a la vista se ven pistas serpenteando hacia abajo (hacia el Cortijo Mechón), se hace un giro en U a la derecha.

Ignorando los caminos que vienen en las curvas continuamos hasta la última a mano izquierda (después de un “nuevo” depósito de agua). La pista termina en un cortijo pero un camino de herradura continúa hasta el fina de la era.

Esta continua en zigzag bajando a través de laderas boscosas y cruza la Acequia de Cachariche, después tuerce a la izquierda hacia la vaguada y sigue ésta a través de los árboles, donde se une a la sección Pampaneira-Soportújar del sendero GR7. Se gira a la izquierda a lo largo de éste y encontramos la carretera, volvemos a girar a la izquierda, se pasa la Central Hidroeléctrica y tomamos el sendero de la izquierda (un atajo que termina en la curva de la carretera debajo de Pampaneira.

El camino a Bubión (todavía el GR7) comienza en la parte más alta del pueblo. El camino más directo desde la plaza principal es subir por la calle Estación, girar a la derecha y tomar la escalera que sube al lavadero. Se continua hacia arriba a lo largo de la calle Príncipe (por encima de la fuente) hasta llegar a la señal de Sierra Nevada, con un poste marcador (nos encontramos otra vez en la ruta azul). Este antiguo y trillado camino es utilizado ahora durante todo el trayecto hasta Bubión (una empinada pero agradable subida de unos 30-40 minutos).Donde el camino se ensancha y forma parte de una pista de vehículos hay que tener cuidado de tomar el camino correcto (una mancha de pintura confirma la dirección). Se llega justo debajo de la Iglesia, a una distancia corta del punto de partida.

Descargar en PDF